Conociendo Rusia, crónica de una noche alucinada

El último fin de semana, una de las bandas más populares entre los jóvenes se presentó en la ciudad de Quilmes y logró colmar de sensaciones a quienes formaron parte del ritual argentino inmutable: el de compartir la alegría en vivo.

Crónica de Vanesa Espinoza.
PH: Bárbara Raiker.

El patio arbolado del estadio Centenario Ciudad de Quilmes fue el escenario del show de Conociendo Rusia, parte del tour nombrado igual que su último y tercer disco, Dirección. El primer encuentro con la propuesta de una noche para el recuerdo fue la gran puesta en escena de luces y sonidos armoniosa y equilibrada, que llevó al público a un estado de fascinación por esta banda que hace años se volvió un fenómeno dentro y fuera del ambiente indie.

Pero algo a destacar de este conjunto joven que recuerda y hace honor a muchas bandas argentinas de todos los tiempos, es la figura de su frontman, ese que en toda banda puede hacer la diferencia entre que te guste la propuesta musical o no te sientas parte de ese mundo al que te están invitando. Y aunque suene descabellado, decir que el Ruso es una especie de Sandro millenial no es ninguna locura. Con un traje de pana aqua y un sex appeal indiscutible, capturó todas las miradas y fue, sin dudas, el personaje escénico cuya presencia delineó climas que fueron desde la intimidad al rock que hizo saltar al público quilmeño, acompañante coral de canciones y sensaciones durante todo el espectáculo.

La puesta en escena fue soñada: en un contexto de árboles, un escenario elevado, con una iluminación dotada de calidad y perfecta sincronía, cada espectador pudo elegir estar parado al frente o sentado en el pasto. Desde cualquier punto podías ver el show y percibir la ejecución de cada instrumento gracias a una buena acústica y al talento de los músicos, que hacen de este proyecto musical un imperdible de la escena nacional.

Y las letras, que son conversaciones íntimas sobre los vínculos, son las que terminaron por conectar todos los planos de esa noche del verano que nos deja, no sin antes invitarnos una vez más a descubrir los sonidos que vienen con el viento. Si a eso le sumamos una ejecución musical increíble y un gran carisma de todos sus integrantes, a Conociendo Rusia no le faltan razones para ser la banda del momento. No quedan dudas: Conociendo Rusia tiene magia.

Conociendo Rusia

Ay Música, producciones.

Gaby Sisti, Managment y prensa.

Te puede interesar...