Dos mujeres en la habitación de un hospital

Una paciente y una enfermera son los dos personajes que Manuel Puig eligió para su obra teatral titulada “Misterio del Ramo de rosas”. Claudia Mac Auliffe y Sonia Novello la llevan al escenario, bajo la dirección de Alejandro Vizzotti .

Por Nancy Giampaolo.

¿Cómo trabajaron junto a Claudia y el director Alejandro Vizzotti el texto de Puig?

Claudia Mac Auliffe: Para nosotros trabajar juntos es una fiesta, pero ojo, que esto no se confunda con que lo hacemos por hobby o que somos unos amateurs. Nosotros venimos trabajando desde hace muchos años y estamos convencidos que esta obra aporta un gran valor a la cartelera de teatro porteña.

Sonia Novello: Vizzotti nos propuso la obra y al principio nos asustamos un poco, nos interesó pero nos parecía muy difícil, igual avanzamos, nos llevó bastante tiempo, pero el trabajo en grupo siempre muy divertido, mirábamos películas de los años 40 -de ese cine que tanto admiraba tanto Puig-, leímos algunas novelas suyas que nos proponía Vizzotti, teníamos ensayos largos y, paralelamente, estábamos con funciones de otra obra, así que nos veíamos muy seguido ¡y sí, era una fiesta!

Junto a Claudia habían hecho otra obra de Griselda Gambaro ¿Cómo se transformaron en tandem?

CM: Trabajar con Sonia es muy divertido y hacemos un equipo sin igual. No siempre se encuentran compañeras con tanta onda y tan trabajadoras. Porque Sonia además de ser una gran actriz, se mueve constantemente para darle difusión a la obra. ¿Qué más se puede pedir? 

SN: La verdad es que un trabajo nos llevó a otro y así. Casi sin pensarlo demasiado (lo del tándem digo) el hecho de llevarnos bien en escena y abajo del escenario también, de reírnos mucho, (¿quién no quiere trabajar con alguien que te hace reír?) nos hizo siempre buscar algo para seguir. Y un día en una crítica nos llamaron así “tandem actoral”. ¿Qué tul? – nos dijimos- ¡somos un támden loco! Si nos lo hubiéramos propuesto, obviamente no salía. Y muchos empezaron a ver eso de la “química en escena”, “el entendimiento” y sí… es así y por supuesto con el director también hay mucho código a la hora de las decisiones estéticas, él propone un laburo nuevo y enseguida compramos porque sabemos que lo vamos a hacer andar. Y que nos va a divertir hacerlo. 

¿Cuál fue el mayor desafío que les presentó el texto de Puig en cuanto a la variedad de registro anímicos y cambios físicos que implica? 

CM: Es un texto riquísimo. Que te da pie para todo. De repente pensaba “uh la vieja está en un registro muy loco, y la escena que sigue es un sueño y después vuelve a la realidad, y después la suposición de un viaje a Bilbao… Si se piensa como desafío es un montón. Pero como obra es tan lúdica que es un placer.

SN: El hecho de que los personajes se desdoblen es un desafío, permite un juego muy rico, y riesgoso a la vez, porque te tenés que diferenciar a cada rato, pero para una actriz es una fiesta tener la oportunidad de moverse de esa manera dentro de la obra. Nunca te decís: “Ay me hubiera gustado probar otro rol…”  ¡porque pasas por varios!

TEATRO IFT
Sábados a las 19 30 horas (hasta el 31/8 inclusive) Boulogne Sur Mer 549