El regreso los clásicos

La vuelta de Minotauro, emblemática editorial especializada en ciencia ficción que se fundó en Buenos Aires hace 65 años, y la reedición de varios de los libros más aclamados de Agatha Christie, demuestran que la literatura popular no muere.

Por Azul Giménez.

Con un catálogo de obras fundamentales de un género que se resiste a perecer, la célebre editorial Minotauro vuelve a publicar en el país bajo la colección Minotauro Esenciales, del Grupo Planeta.Ray Bradbury, Richard Matheson, Frederik Pohl y Philip K. Dick son los autores elegidos para arrancar con títulos como Cónicas Marcianas, Fahrenheit 451, El hombre ilustrado, La casa Infernal, Soy leyenda, Mercaderes del espacio, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, El hombre del castillo y Ubik que irán apareciendo entre estos días y el mes de junio.Esta colección tiene un diseño renovado, con portadas actualizadas que esperan atraer la atención de una nueva camada de lectores que aún no tomó contacto con estos clásicos de la literatura fantástica, el terror y la fantasía. Minotauro, la editorial más importante del género fantástico en español, fue fundada en 1955 en Buenos Aires por Francisco Porrúa, y se trasformó en un sello que convocó a varias generaciones.

Por otro lado, en el marco del centenario de la publicación de El misterioso caso de Styles, primer libro de Agatha Christie, Grupo Planeta también relanza una selección de sus mejores novelas con un diseño renovado. A partir de este mes se podrán leer El misterioso caso de Styles, Cita con la muerte, Diez negritos y Los elefantes pueden recordar y más adelante se publicarán El asesinato de Roger Ackroyd, Un cadáver en la biblioteca, El misterio de la guía de ferrocarriles, Cinco cerditos, Muerte en el Nilo y Se anuncia un asesinato.

Como saben muchos de sus innumerables fans a través del mundo, Agatha Christie escribió El misterioso caso de Styles por un desafío de su hermana Madge. Con esta novela presentó al detective belga Hércules Poirot, inspirado en los refugiados belgas de la Primera Guerra Mundial instalados en Torquay, ciudad del sur de Inglaterra donde ella vivía. Escrita en 1916, la novela debió esperar cinco años para ser publicada tras recibir seis rechazos editoriales. Luego de varias décadas de formidable éxito de público y ventas, muchas de sus historias y sus personajes fueron llevados al teatro, la televisión y el cine. Vivos desde hace décadas en sus lectores, Christie, Bradbury, Dick y Pohl vuelven a mostrar lo imperecedero de la literatura popular.

Te puede interesar...