El sueño de la huerta propia

¿Qué necesitamos para iniciar nuestra huerta orgánica? ¿Es un desafío imposible en la ciudad? Algunos ítems para quienes quieren aventurarse a producir parte de lo que comen.

Por Pablo Cabo.

Cualquier huerta dependerá de cuatro elementos que tenemos que saber enlazar: tierra, agua, aire y sol. Y el quinto elemento fundamental: semillas. Lo mejor es iniciar el camino practicando en macetas que, además, son perfectamente viables en balcones urbanos. Lo más recomendable para estos formatos chicos es comenzar con el cultivo de aromáticas como tomillo, estragón, albahaca, romero, y algunas flores como lavanda, caléndulas y margaritas.  Esta clase de plantas tienen la virtud de ser buenas para condimentar, acompañar y ensaladas, como puede hacerse con las hojas de las flores. Pero también atraen insectos y abejas o abejorros, buenos para la polinización.

En cuanto a la tierra, antes que nada, debemos generar una tierra de hojas o iniciar un compost con los restos de verduras y hojas secas o ramitas. Cuanto más chicas las hojas o ramitas más, se acelera el proceso de compostaje. Una vez que se van descomponiendo las hojas se pueden incorporar lombrices (se acercan solas en caso de estar en un patio de tierra o gran cantero). Para aquellos que están fuera de la ciudad, la tierra bien aireada y mezclada con bosta de caballo, vaca o de gallinas, es muy buena y genera una fertilidad óptima en la huerta. También los lixiviados de las lombrices y el compost en cantidades significativas ayuda mucho a dar fertilidad a grandes parcelas tierra.

En cuanto al agua, es indispensable regar cuando no hay lluvias, para mantener el ciclo vital de las plantas; aunque las aromáticas suelen ser más resistentes que otras. También las plantas silvestres como diente de león, verdolaga, calanchoes, aloe vera, por citar ejemplos, son buenas y resisten varios días sin ser regadas. El equilibrio en el riesgo es crucial: Mucha agua nos va a perjudicar, y poca también. Hay que ir probando y viendo cuanto requiere cada planta. Son aconsejables las mangueras con pequeñas ranuras para riego por goteo, para correr menos riesgos. El otro tema clave es la ventilación, debe haber mínimas distancias entre plantas, 30 o 40cm en general. Para que no predominen unas plantas sobre otras. Las mariposas, los pajaritos (que llevan y traen semillas), y los insectos son benéficos, siempre y cuando no se coman toda la huerta por problemas de desequilibrio natural. Generalmente los insectos comen de nuestras plantas y cumplen funciones que hay que saber observar. En caso de empezar a advertir problemas, lo mejor es buscar purines o formas de ahuyentarlos que no sean tóxicos. Una planta fuerte y con buen suelo y espacio bien ventilado seguramente tenga un buen desarrollo.

En general una huerta en un espacio sombrío (bajo árboles o a la sombra de una pared) va a generar hongos y probablemente acarrear un crecimiento deficiente. Es necesario regular la luz solar, interiorizarse sobre las plantas que necesitan mucho sol y las que no tanto. Esa información para consulta está en cualquier cartilla para huerta. En los lugares en los que hay buen espacio, intercalar árboles frutales o buscar tramos donde se reciba el sol, aunque sea seis horas diarias, resulta vital para una huerta de mediana o gran escala bien alimentada de la energía solar que todos necesitamos. En los calendarios biodinámicos se explican las fases de la luna, que también inciden en el proceso. Por ejemplo, cuando hay luna nueva la energía de las plantas se concentra en la raíz y es buen momento para realizar podas o trasplante, y cuando hay luna llena la energía está más hacia las hojas, por lo que se recomienda no hacer podas o traspaso a tierra de plantines. Podemos buscar estos datos y arrancar nuestra huerta en cajones o macetas mientras vamos planificando y probando un camino hacia la huerta más grande. Nuestros patios, terrazas, veredas o plazas nos lo van a agradecer, así como la comunidad y vecinos, ya que siempre que hay excedente surge la necesidad de compartir.

Te puede interesar...