01/05/2019 2 min to read

El Viaje

Category : Entrevista, nacional, reseña, teatro

“Ver teatro implica, para los adolescentes, la decisión de salir de la comodidad que les dan Netflix, el celular y la tecnología”

Dirigida por Natalia Villar, El Viaje se muestra como una propuesta ideal para el público adolescente y adulto, en Timbre 4. Es la historia de un encuentro entre dos jóvenes, Juan Pablo y Santiago, provenientes de mundos muy distintos, aparentemente en pugna.

Por Azul Giménez.

¿Cómo decidiste dirigir la obra escrita por Sandra Siemes y cuál fue tu aproximación al texto para poder subirlo al escenario?

El texto de Sandra Siemens forma parte de un libro de obras de teatro para adolescentes. Buscando escenas y material para trabajar en mis clases di con este libro y la obra me conmovió inmediatamente, las historias de estos dos adolescentes reflejan las vidas de muchos de los alumnos que encuentro en las clases.  

Tu extensa trayectoria formando a niños y adolescentes debe haber jugado también a favor la hora de trabajar con los dos protagonistas de El Viaje, Joaquín Zorraquín y Matías Fernández…

Si y sobretodo jugó a favor la predisposición y el entusiasmo por el proyecto que ellos mostraron desde el principio. Sus ganas de contar esta historia, tener amigos o conocidos que les venían a la cabeza cada vez que analizábamos la obra.

Ya llevás varias obras en Timbre 4, ¿cuál es tu relación con el espacio, emblemático a esta altura?

Estoy muy a gusto trabajando allí, Claudio Tolcachir y muchos compañeros que son docentes de Timbre están ahí siempre estimulando y aportando ideas al trabajo que cada uno encara, pensando a la par. El lugar, además, convoca mucha gente que confía en los espectáculos que se presentan y eso ayuda mucho a la difusión, por supuesto.

Volviendo a tu faceta docente y en un presente atravesado por la tecnología, sobre todo para los más chicos, ¿Coincidís en que el teatro es una oportunidad para reencontrarse con lo lo humano?

Absolutamente, el teatro es eso: la posibilidad de ver en presente, en vivo, lo que les pasa a los personajes, verlos transpirar y respirar sin mediación, seguir con ellos la historia. También implica un movimiento, una decisión salir de la comodidad que les da Netflix, el celular y el tener todo al alcance de la mano. 

Una de tus asistentes de dirección es también tu hermana ¿Cómo es esto de trabajar con alguien de la familia?

En este caso resulto muy enriquecedor, mi hermana Georgina que está a punto de ser mama, participó como una especie de veedora, asistente, asesora, justamente porque sabíamos que iba a tener que correrse un tiempo por la maternidad.  Lo bueno fue que cualquier evento familiar, cumpleaños, día de… era una oportunidad para seguir pensando, divagando, mucha confianza para tirar ideas inservibles, nos aparecían anécdotas comunes que nos acercaban a la obra. Sabía que podía llamarla casi en cualquier momento para plantearle dudas o ideas y esto siempre viene bien. La anterior obra que dirigí, “La familia Delasoga”, también actuaba otra de mis hermanas, Patricia, y la experiencia fue también divertida. Supimos separar y a la vez teníamos la confianza para decirnos cosas con mayor libertad.

“El Viaje” se podrá ver todos los domingos de julio en Timbre 4 (Av. Boedo 640) a las 18hs con entrada a la gorra.