18/05/2020 4 min to read

La No-Negligencia económica de Larreta

Category : buenos aires, nacional, neoliberalismo, opinión, salud

Contagios, irregularidades y muerte, todo bajo la órbita de una misma fuente que decide quiénes viven y quiénes no en la ciudad más rica de la República Argentina.

Por Adrián Berrozpe.

Significado de negligencia: “Error o fallo involuntario causado por esta falta de atención, aplicación o diligencia”.

Para dimensionar la distancia que existe entre ser negligente y no serlo, hilar algunos ejemplos concretos sobre tomar ciertas decisiones económicas con determinación, atención y diligencia, es necesario si el objetivo es comprender ante qué estamos parados los argentinos en medio de una crisis multidimensional.

La muerte de Ramona, vecina de la ex villa 31, ahora Barrio Padre Mugica, evidencia y saca a la luz la cantidad de pasos dados para llegar a la situación en la que muchos como ella viven desde hace años en la Ciudad de Buenos Aires. Porque ella, además, venía denunciando el estado de abandono del barrio por las decisiones que, mientras privilegiaban a algunos, a la gran mayoría los sigue marginando en tanto esperan un siempre prometido “rebalse” de la copa económica.

En este sentido, el Pro o la alianza Cambiemos no puede desentenderse de las consecuencias que han producido sus acciones -o la ausencia intencional de las mismas- después de 4 mandatos consecutivos en CABA y uno a nivel nacional.

Además, CABA hoy no solo es el distrito con mayor recaudación, sino que durante el mandato de Mauricio Macri fue bendecido con la condonación de parte de la deuda entre la misma y el Estado nacional. También hay que tener en cuenta que desde que gobierna el macrismo y el larretismo, esa deuda se ha cuadruplicado.

Con la aprobación de dos leyes clave en las últimas semanas, Horacio Rodríguez Larreta ha conseguido el aval para endeudarse aún más. Pero su mayor deuda personal como mandatario de la ciudad es con los vecinos de las barriadas más humildes, que luego de más de 12 años de gobierno de un mismo color no han visto mejorar realmente sus condiciones de vida. Y mientras tanto, siguen aportando raudamente mediante impuestos, porque hoy a un vecino de la villa 1-11-14 le cobran los mismos impuestos por un kilo de harina que lo que pagan Paolo Roca o Cande Tinelli.

Elizabeth, otra vecina del Barrio Múgica, en una entrevista a Radio Grafica denunciaba que el acueducto se había hecho en beneficio de la empresa Flecha Bus (que se encuentra en la terminal de Retiro, al lado del barrio) y para el local de la cadena Mc Donalds que funciona dentro del barrio, demostrando allí que las decisiones son de carácter económico-político, beneficiando a quien ellos (los responsables) consideran que corresponde.

También este viernes último, la junta interna de ATE del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, ha puesto en evidencia 2 casos donde, bajo la órbita de dicho organismo, no se practican las propias recomendaciones de Horacio y Diego (Santilli) por causa de la falta de insumos para la prevención y protocolos claros: Entonces no se puede hablar de negligencia, sino de medidas tomadas a conciencia donde se pone en riesgo innecesario a trabajadores a quienes nadie aplaude, lo que puede desembocar en un nuevo pico de casos de contagios.

Como último ejemplo se da el caso de los geriátricos, que parecieran sorprender a quienes están encargados de regularlos ante la crisis sanitaria que en ellos estalló. Y sea por esa falta de controles o por la falta de escrúpulos de algunos gerenciadores o dueños, que hasta obligan a ungirse de enfermeras o enfermeros a trabajadores que no están preparados (muchas, pero muchísimas veces bajo a amenazas), la situación resulta en un escándalo silencioso del que nadie se hace cargo. Sin embargo, en la misma ciudad una clínica estética, que viene funcionando desde hace años de manera irregular, rompió durante más de 60 días la cuarentena, pero ahí no parecieran regir las mismas reglas que para las mayorías.

El larretismo, el macrismo, el Pro o Cambiemos (donde son socios de la UCR) deben dar una explicación contundente, porque en esto ni siquiera se puede hablar de negligencia, sino que debemos entender que hay claramente una política central para beneficiar a los sectores más acomodados de la sociedad, en detrimento del resto de los vecinos, que son el 80% de la comunidad en la urbe.

Puede Cambiemos seguir pretendiendo vender que son un proyecto superador, pero en los hechos cada decisión que toman en cualquier arena se convierte en una decisión que, económica y políticamente, aumenta aún más la brecha entre los sectores pudientes y el resto del universo.

Los trabajadores y vecinos de la Ciudad Buenos Aires merecen darse un profundo debate sobre si el proyecto de Larreta, Santilli y compañía puede seguir siendo viable para la capital del país, porque sino las muertes (¿asesinato por negligencia? ¿genocidio social?) de Ramona y tantos más van a convertirse en un número frío que se ve a la distancia, pero que cada día nos roza más cerca.