Jimena Anganuzzi: “Las redes me divierten, pero a veces me dan fobia y digo: ¿qué hago mirando esto?”

Actriz de cine, teatro y televisión desde que era muy jovencita, Jimena Anganuzzi se saca por un rato el traje de Frida Kahlo con el que brilló durante varias temporadas para encarar tres películas sobre las que habló con Mogambo. Además, la cotidianidad imprevisible del trabajo actoral, las redes sociales y la construcción de una vida más tranquila. 

Por Nancy Giampaolo
PH: Martín Tricárico – Studio Funk

Durante un largo periodo te cargaste al hombro un unipersonal, “Frida”, y luego pasaste con mucha fluidez a formar parte de varias pelis. Contame por un lado sobre cada una de ellas y también qué fue lo mejor que te depararon profesionalmente…

Interpretar a Frida fue un antes y un después, no solo por todo lo que aprendí arriba del escenario sino también por todo lo que me enseñó en la vida; me conecté con el dolor, con el sufrimiento, con el humor y sobre todo con la fuerza, esa fuerza que tenía bien adentro pero que no había experimentado. Frida es parte de mi vida para siempre. Cuando terminé de hacer funciones creía que nada me iba a llenar, que nada iba a ser interesante pero no fue así, por suerte la actuación está llena de sorpresas. 

Aparecieron trabajos muy interesantes, una serie para Netflix y Polka, Puerta 7 de Adrián Caetano, en donde interpreto a la novia de Dolores Fonzi. Fue una experiencia muy interesante y además volver a trabajar con Caetano siempre es un placer. Después vino una película, El Apego de Javier Diment, que protagonizamos con mi amiga Lola Berthet. Trabajamos con Javier y Lola el guión durante casi tres años por lo que es un proyecto muy nuestro, una película muy comprometida, fuerte y arriesgada, un melodrama intenso, una historia de amor… va a ser una bomba. Y después vino otra película, La chica nueva de Micaela Gonzalo, una ópera prima sensible y comprometida que filmamos en Río Grande, un lugar extraordinario del Sur. Filmar afuera me encanta, conectar con otros paisajes es muy gratificante. Espero que todo se estrene este año.

En tus redes manejás una imagen sexy y descontracturada e interactuás con tus seguidores de manera distendida, decenas de hombres te dicen piropos y jamás te ofendés ni tirás mala onda ¿Coincidís en que esa distinción que proyectás tiene que ver con una buena autoestima? ¿O sos insegura y no se nota? (risas)

El tema de las redes, sobre todo Instagram, me lo tomo muy tranquila. Me divierte, también a veces me da fobia y me aburre y me pregunto: ¿qué hago mirando esto?, podría estar leyendo un libro; es muy adictivo la verdad. Le empecé a dar más bola con Frida, porque la gente se identificaba mucho y yo también manejaba las redes de la obra; a partir de ahí empecé a tener más seguidores. A veces me da ganas de poner fotos más sexis, pero también pongo de política y de libros o películas que me gustan, hago lo que me dé ganas en el momento no es algo que piense tanto ni especule. Me parece que es un buen lugar para mostrar lo que estás haciendo con tu trabajo, ahora casi todo pasa por ahí. Con respecto a la autoestima alta y las fotos sexis me parece que es todo lo contrario, a veces las pongo porque sé que aparece una respuesta inmediata a eso: pareciera necesitar la aprobación de algo, que en realidad se me desvanece en un minuto y me pregunto ¿para qué? Pero la verdad es que no me es un problema. 

Menos conocida que lo que hacés en teatro, tele o cine es tu faceta docente ¿Qué es lo más lindo de enseñar?

En el 2019 no di clases de teatro, sabía que iba a estar con mucho trabajo y no iba a poder, venía haciéndolo desde hacía 4 años. Aprendí mucho, me puso más creativa y ver crecer a los alumnos es algo espectacular, me divertía mucho y me obligaba a pensar en profundidad sobre la actuación. Todo el tiempo tenés que tener respuestas creativas e interesantes, me lo tomaba con mucho compromiso y amor. Seguramente vuelva a dar en algún momento, ya que me conecta con una parte creativa que me encanta y disfruto. 

¿Alguna vez te bardearon en redes por opiniones políticas?

Comparto cosas que me interesan de política y si me bardearon por eso, pero trato de contestar a veces y a veces cuando ya es algo muy delirante bloqueo, por hablar mal del macrismo me bardearon siempre pero más que nada con lo que más se la agarran es con el tema de la ley del aborto, con una maldad tremenda y sobre todo con mucha ignorancia.

¿Cómo transcurre tu cotidianidad cuando no estás en rodaje ni en temporada teatral?

Aprendí a estar tranquila cuando no trabajo hace muy poco; antes me volvía más loca, me deprimía, no estaba en eje. Ahora que soy más grande disfruto de muchas más cosas: estar con mis perros, salir a caminar, estar en mi casa con mi novio o sola. Pero lo cierto es que me gusta mucho trabajar, soy de capricornio y dicen que es por eso (risas).

Te puede interesar...