Los Días En Marte, la música que viene desde otro lugar

A pocas horas de un nuevo show, Lucas Patricio Hernández, baterista de Los Días En Marte, conversó con Mogambo sobre hacer una banda nueva que está llena de historias por contar.

Por Azul Giménez.

Por empezar, sabemos que todos ustedes ya conocen el mundo en el que se metieron con Los días en Marte, así que cuéntennos un poco cómo fue que llegaron a la conclusión de que tenían que juntarse para hacer algo nuevo.

Los Días En Marte es una reunión de amigos unidos por la música en vidas pasadas. Todos hemos compartido proyectos en distintas etapas de nuestra vida, compartimos una visión y compartimos los mismos gustos musicales; y de a poco vimos que estábamos juntos dispuestos a crear algo nuevo que representara nuestra actualidad, así como también nuestro pasado.

¿Cómo fue nacer en pandemia?

En un principio, con tanta incertidumbre generada en ese momento, nuestra idea era esperar a que “termine” y que nos pudiéramos juntar en una sala a tocar. Con el pasar de los días, semanas y meses; surgió la necesidad de empezar a cruzarnos audios con algunas maquetas o algún pedacito de canción que el otro pudiera intervenir. Al principio fue entre Fernando Veivide y Mariano Galante y yo. Las primeras canciones tomaron forma, se demearon en unos días. Nos sentíamos cómodos con esta forma de trabajo que era la única opción que se podía manejar por entonces. Fue una luz verde para seguir haciendo canciones. Ahí mismo se nos ocurrió que Javi Herrlein podría sumar unos teclados a eso que veníamos trabajando y cuando tuvimos su primer devolución, todos nos dimos cuenta que era la cuarta pata que necesitábamos tanto en la composición como en la parte técnica de la banda ya en gestación.

La quinta pata para cerrar el círculo y afianzar esta nueva banda fue el reencuentro con Agus Rocino, para lo que fue el llamado “Último Concierto” vía Streaming de Cuentos Borgeanos, con quién habíamos participado del proyecto durante muchos años grabando 4 discos y tocando por todo el país. Le contamos qué veníamos haciendo, le mostramos las canciones y tampoco dudó en subirse al proyecto. Se sumó a la metodología de trabajo que veníamos usando, presentando ideas, canciones e interviniendo las que ya había.

Nuestro primer encuentro real fue en el estudio directamente para la grabación de nuestro primer EP. Nunca habíamos tocado las canciones en una sala, como se solía hacer en el “viejo mundo”. Hasta por protocolos grabamos por separados, así que recién pudimos tocar las canciones, juntos los cinco, una vez terminado todo el trabajo para el EP

¿Por qué el nombre?

El nombre de la banda surge de una idea de Fernando, que nos representó muy bien durante los días de encierro y la generación de lo que es el proyecto. Estar en un lugar, pero tener nuestra cabeza en otro lado. Esa fue la sensación. Tuvimos la suerte de encontrar inspiración en esos días en que no sabíamos qué iba a pasar o cómo íbamos a seguir. Era bueno tener todos los días algo que hacer o crear. Así que sentíamos que pasábamos nuestros días en otro lugar.

¿Expectativas para el show en Club Lucille?

Tenemos ganas de seguir demostrando lo que se viene generando con las canciones en vivo. Siempre hay un plus, que es la química que se genera cuando estamos juntos tocando. Lucille fue el lugar del debut. Es un lugar que nos encanta y que tiene todas las condiciones para que demos un show con todos los condimentos que teníamos en esa visión de banda que pensamos cuando empezamos a charlar de juntarnos en un proyecto. Ya tenemos un buen recorrido después de aquel primer show, así que también va a ser una reafirmación de lo que hicimos esa vez con una banda más consolidada.

Los Días En Marte se presenta en Club Lucille este sábado 5 de marzo, en la calle Gorriti 5520, Palermo.

Te puede interesar...