Más salud, menos desperdicio

Con menos de un año en el mercado, Hola Veggie se posiciona como uno de los sistemas más prácticos y exitosos a la hora de comer sano, generando el mínimo impacto ambiental.

Por Azul Giménez.

Desde julio del año pasado, Hola Veggie ofrece kits de comidas saludables a base de plantas libres de agrotóxicos para cocinar en casa. A través de un servicio de suscripción flexible y con envíos semanales a domicilio, los usuarios acceden a ingredientes agroecológicos frescos y recetas para usarlos de la mejor manera. El negocio se basa en ahorrar el gasto de intermediarios, adquiriendo los ingredientes directamente en la fuente de origen y eliminando el desperdicio de alimentos casi por completo. Hola Veggie trata de minimizar la complejidad de las cadenas tradicionales de comercio, de acuerdo a la conveniencia y al volumen con un sistema diseñado, para tener un flujo de abastecimiento mucho más estrecho, y construido a partir de la demanda, es decir, que todo lo que se compra ya está vendido, reduciendo el típico 30% de desperdicio de alimentos a un 1%. Con estas premisas sustentables, los clientes pueden disfrutar de tener ingredientes más frescos que lo que normalmente encontrarían en su supermercado y en la cantidad necesaria para no generar basura.

La tecnología juega un papel central del proyecto, ya que se invierte en la recolección y generación de cientos de data points para entender la experiencia de los consumidores, combinado con algoritmos de inteligencia artificial que dan la posibilidad de predecir el consumo justo. El packaging es 100% ecológico, algo que según Eliana Curcio, co-fundadora de la marca y Magister en Gestión Ambiental, responde a la famosa frase: “La basura es un error de diseño’’.

Debido al confinamiento y la consecuente aceleración en la madurez del eCommerce, desde su lanzamiento, Hola Veggie está teniendo un crecimiento exponencial con compras online que crecieron en 10 meses lo que iban a crecer en 10 años.

Te puede interesar...