24/09/2019 3 min to read

Moderna y ancestral

Category : arte, Entrevista, pintura

La artista plástica Daniela Ghiglione conjuga la tradicional técnica del cianotipo con el paisaje japonés de hoy. Por Nancy Giampaolo

Incursionaste en el grabado, el grafitti, los murales, las estampas para indumentaria y ahora te metiste de lleno en los cianotipos ¿Es por plantearte desafíos? ¿Para no aburrirte?

Desde que tengo memoria tomo el arte o la imagen como un medio de experimentación y de expresión. Mi primer contacto con lo artístico fue cuando era chica, a través del dibujo, como suele pasar. También me interesaban mucho las historietas y después, al crecer, me enamoré de la pintura. Ese enamoramiento fue lo que luego me impulsó a hacer de eso que tanto me atraía mi profesión, mi forma de vida. Y sí, siempre me gustó incursionar en técnicas nuevas, plantearme desafíos, no sé si por no aburrirme o porque ¡no puedo evitarlo!

¿Cómo llegás a los cianotipos que, entiendo, es una técnica que aparece a mitad del siglo IXX? ¿y cómo la recreás en el presente?

Cuando conocí la técnica del cianotipo de la mano de mi amiga y fotógrafa Belén Barattiero me di cuenta que sus posibilidades eran infinitas. No solo podía conseguir el revelado de una foto, sino que podía intervenirla, superponer negativos, darle un sentido a la pincelada al poner la emulsión química, virar su color original, muchas cosas. Y sí, como decías el cianotipo es un viejo procedimiento fotográfico que surge en 1842, donde se logra la copia del original en un color azul de Prusia. Parte de mis pinturas y grabados tienen una gran influencia del mundo oriental, es por esto que inmediatamente decidí incluir esta temática en los cianotipos. Hace algunos años viajé a Japón y quise plasmar todo ese material fotográfico que tenía guardado con esta técnica.

También estás experimentando con botánica…

Los primeros cianotipos aparecen en los libros de botánica de Anna Atkins. Me pareció interesante retomar esto, e incluir junto con los negativos, hojas, flores, ramas y obtener otros resultados.

Tus grafittis, al igual que tus cianotipos, muchas veces están inspirados en la cultura japonesa. ¿cuándo apareció ese interés? ¿Fuiste una adolescente otaku?

No creo haber entrado en la categoría de otaku, aunque si siempre me gustó la animación japonesa, sobre todo las películas y series de Studio Ghibli, Madhouse, Toei. Aunque seguramente este fue el puntapie inicial para adentrarme en la cultura nipona, no es sólo por esto que surge mi gusto por el mundo oriental. Siempre me pareció fascinante su arquitectura, la contraposición entre la ciudad hiper moderna y el modelo tradicional. Sus jardines maravillosos, y sus templos milenarios. Las tradiciones que perduran a través del tiempo. La delicadeza de la indumentaria tradicional, de sus artesanías. El arte, la música. El “ukiyo e” me adentró en el mundo del grabado, y las obras de Hozumi Harunobu y Hokusai han sido muy inspiradoras para mí.

La técnica del grabado es muy antigua, mientras que el grafitti es más contemporáneo…

En el grabado y el graffiti encontré un punto en común que despertó mi interés: La facilidad de acceso. El grabado permite, a través de las estampas, una producción en serie que hace el costo más accesible. Y con el graffiti ocurre algo similar, el arte está en la calle, se funde entre la gente y se rompe esa barrera que existe, por ejemplo, entre el museo, la galería de arte y u otros espacios prestablecidos, y el espacio común. Aunque por supuesto que me gustan los museos y las galerías.  

Son horribles los rankings, pero si tuvieras que nombrar a un algunos de tus artistas preferidos ¿A quiénes incluirías?

En mi época de estudiante, un profesor de grabado nos preguntó quiénes eran nuestras influencias, en quienes nos inspirábamos, algo similar a un ranking de nuestros artistas favoritos. Aunque esto sucedió hace muchos años, mi pensamiento es bastante similar al de esa época. Me es muy difícil hacer un ranking de artistas favoritos porque no los tengo. Hay pila de artistas increíbles en todas las ramas del arte, de todos aprendo y considero que influyen en lo que hago. No puedo decirte uno en particular. Desde artistas consagrados, hasta artistas emergentes, urbanos, o aquellos que recién incursionan en el arte de forma tal vez intuitiva. Todo lo que veo, de alguna manera influye, inspira y formula mi propia obra.