“Primavera Cyborg”, una vuelta argentina al techno

Con nuevo disco y fechas ya confirmadas para presentarlo, Lucas Jara volvió a hablar con Mogambo para contarnos cómo es producir música de otro tiempo en la era de la inmediatez.

Por Azul Giménez.

Pandemia mediante, salís con disco nuevo luego de la experiencia de los lanzamientos digitales. ¿Qué cambió desde aquella experiencia para producir música?

Dialogando constantemente con colegas, productoras y productores de música del sello discográfico argentino Beathey, donde subo todos mis álbumes, también colegas del Departamento de Música de la UNA donde trabajo como docente, coincidimos en que el aislamiento nos dio tiempo para producir más cantidad de tracks y nos llevó a reflexionar más en profundidad acerca de la mecánica actual del sistema virtual de regalías y difusión. A nivel creativo, me llevó a más experimentación sonora, dentro de géneros como el ambient techno, synthwave, postpunk revival, rap, siempre volviendo a estudiar la armonía clásica y buscando melodías que me transmitan sensaciones movilizante

También cambió la manera de tomarme la difusión del proyecto, me impulsó a tocar en vivo por streaming en Twitch y a estar más presente en las redes, hoy en día un lienzo más donde comunicar la identidad de tus proyectos.

¿Y cómo resumirías este nuevo disco?

“Primavera Cyborg” concentra una selección de temas de este proceso que te mencionaba. Cyberpunk literario sería una buena forma de describir el estilo de las letras y la música es rock electrónico con arreglos experimentales. En general son temas bailables, la presentación en vivo va a ser una especie de club distópico retro futurista.

¿Qué diferencias hay entre largarte a hacer música de forma independiente y tener una productora?

Contar con una producción te permite acceder a infraestructuras profesionales, festivales con mucho apoyo de marcas, se cuenta especialmente con financiación a nivel difusión que finalmente hace que ese estilo particular que emergió del arte alternativo sea escuchado masivamente. En algunos casos, hace crecer al proyecto trabajar con productoras y otras veces, aprender a desarrollar una producción independiente. Hoy en día está bastante mezclado, por ejemplo hay proyectos que tienen su propio sello y productora. En nuestro caso, estamos felices de ser parte del sello discográfico Beathey y la producción artística y ejecutiva es independiente bajo el nombre de Bunk Estudio Multimedial.

¿Ser solista implica andar solo?

Es cierto que el solista está sólo a la hora de hacerse cargo de lo que está expresando el proyecto, pero para que sea plasmado en realidad hace falta formar un equipo multidisciplinario de artistas que quieran apoyar eso que querés decir y sumar su arte. En primer lugar, Julián Sorsaburu y Nico Beldi, los dos genios que conducen el sello Beathey junto a un equipo, aprendo mucho de esos dos grandes artistas emprendedores. Agos Baez Angelini es la manager del proyecto, una luz organizando y coordinando los mejores conciertos en vivo. Federico Giménez, mi hermano, es coproductor ejecutivo y artístico del proyecto, todos los pasos que quiero dar los hablo con él, es un crack de la comunicación, prensa, gestión cultural. Mi novia Gisela Losicer es una artista muy talentosa, fotógrafa, artista multimedial de la UNA, autora de los rayogramas del arte del álbum Primavera Cyborg (2021). 

Ana Schiuma es una amiga experta en comunicación, gestión cultural, marketing digital, su aporte es diferencial para que pueda llegar a una mayor audiencia y también me brinda consultorías sobre planificación estratégica de proyectos. En el bajo está Chistian Ladens desde 2017, siento una afinidad total estilística con él y me expresó que es mutuo, un bajista que hace sonar los temas como el auténtico postpunk ruso. En coros está mi prima Carla Morales que es profesora de canto y actriz, ella le termina de dar al show y a las melodías su estilo único. Marcos Ribero es artista multimedial también de la UNA, diseña gráficas alucinantes y hace VJing a un nivel internacional, muy experimentado en la producción de eventos de música electrónica presenciales y por streaming. Con Marcos además producimos el Ciclo Itinerante BUNK, un espacio dedicado a la performance en vivo con música electrónica experimental y VJing, todos los segundos viernes de cada mes a las 20hs en FREEKY BAR, CABA.

Sos parte de la comunidad educativa de la UNA, ¿cómo influye ese rol a la hora de componer y decidir qué vas a decir en tus canciones? 

Empecé a producir música en la computadora gracias a lo que aprendí y pude poner en práctica durante todos estos años trabajando ahí. Realmente tengo herramientas multidimensionales muy útiles y que agradezco profundamente gracias a todas las personas que fui conociendo en el camino hasta acá y que fueron sumamente generosas conmigo. Es un lugar en donde me nutro mucho.

¿Cuál es el hilo conductor del disco?

Un juego de tensiones entre mundos distópicos y melodías neoclásicas que buscan encontrar y expresar luz.

¿Sos de los que creen que uno compone para sí mismo, o también tenés en cuenta lo que podés generar en el otro?

Tengo en cuenta todo. Cuando empecé a componer canciones me fue necesario hacerlo para mí mismo, buscando dentro de un vasto universo de sonidos fusiones y cruces estilísticos en los que me vi identificado. Eso empezó a cambiar cuando me di cuenta de que quería ser un profesional de la música y entendí que los circuitos de las artes contemporáneas, incluida la música electrónica, se ven fuertemente atravesados por la participación con el público y la interacción con la comunidad virtual y real que, a la vez, se vincula con tu trabajo artístico.

Percibo la escena actual de las artes emergentes como un círculo virtuoso entre Obra-Participante-Artista-Circuitos de muestra-Gestores Culturales. La dinámica relacional entre estos actores forma “el mundo de las artes” y por lo tanto es difícil fundamentar hasta qué punto uno puede abstraerse del otro para crear. Compongo la música que a mí me gusta, que me apasiona y me hace vibrar, pero sería ingenuo creer que lo hago sin pensar en el otro

Teniendo en cuenta que recién ahora empiezan a volver los recitales y con ellos la reunión de muchas personas distintas a la vez, ¿hay show previsto para lanzar el disco? ¿tenés preparado algo en especial?

Estaré presentando Primavera Cyborg en vivo en formato unipersonal, con el piano, la guitarra y máquinas, en Bar Carnal el 13 de Noviembre. También habrá una versión de pura electrónica experimental en Freeky Bar el 10 de Diciembre, formato Live Set con visuales de Vj Morbid (Marcos Ribero). Y acompañado de mi banda, con batería, bajo, guitarras, teclados, saxo y coros, en Makena el 22 de Enero del 2022. Para Febrero y Marzo nos espera Club Lucile y Ladran Sancho, es decir, una o dos fechas por mes durante todo 2022, en CABA y Gran Buenos Aires.

Algunas fechas son orientadas a la electrónica bailable, otras a la banda de rock y otras más al Live Set y la performance. Durante el 2022 también daré conciertos por streaming en Twitch, y realizaremos con el equipo algunos Live Session que son piezas audiovisuales muy buenas para dar a conocer tu trabajo. Este álbum también incluirá la realización de algunos videoclips a cargo del director Gabriel Pizzani de Panamerican Films con participaciones especiales y sorpresas. Para el 2022 nos espera un plan de difusión fuerte, el más intensivo hasta el momento, donde nos proponemos llegar a un público más amplio y profundizar el vínculo con nuestro actual público en las redes. 

Instagram 
https://www.instagram.com/lucasjarabunk/


Álbum Primavera Cyborg (2021)

https://beathey.com/artists/1302/tracks

Te puede interesar...