Psicodelia is not dead

Pau O Bianchi de Alucinaciones en familia cuenta cómo va a ser el show de este sábado. Por Azul Giménez .

Integrada, además, por Dario Barrios, Diego Zapata, Pablo Torres, Fabrizio Rossi, Sebastián Pina y Matias Chouy, Alucinaciones en familia, es una banda uruguaya que ya lleva seis años cultivando una la experimentación musical psicodélica en formato canción y este sábado 7 de septiembre se presenta en La Tangente. Letras significativas, coqueteos con el pop y saludables influencias de clásicos de este estilo, como Flaming Lips o Los Saicos.

La psicodelia no es un género musical que muchos se atrevan a encarar en el presente ¿Por qué pensás que sucede? ¿Por su tendencia a la experimentación? ¿Por las canciones muchas veces más largas?

Es algo que mientras existamos estará. La curiosidad por la experimentación, el imaginario con todo lo impredecible que podamos crear. No veo que esté en falta, es una inquietud humana explicar cosas que no sabemos, no importa en qué forma. Yo creo que, al contrario, hay un panorama más lisérgico, un diseño sonoro más “drogon” por decirlo de una manera. Quizás hoy este más mezclado con el pop y su producción que en otros tiempos porque antes se lo asociaba como a una cosa del rock pero eso ya no es así. Fijate que el trap, que es el género con más atención hoy, tiene un montón de tintes y paisajes “extraños” o “deformes” en su música, eso es también experimentar por otros lados y cuestionar las formas más tradicionales.

Al mismo tiempo muchos de los grandes discos de la historia del rock son psicodélicos ¿Vos tenés favoritos entre ellos? ¿Cuáles?

Muy difícil, tengo mucha influencia de la psicodelia uruguaya tipo El Kinto, Mateo, Buenos Muchachos, La hermana menor y también de otros lugares de Latinoamérica como SUMO, Os Mutantes, Los Saicos, Spinetta, o de afuera como Flaming lips, Wilco, Brian Jonestown massacre, Air, Dandy wharols, Ty Segall, etc. Cualquiera de sus discos va estar bien

¿Qué se va a encontrar la gente en el show de La Tangente?

Con psicodelia pop intentando atravesar varias emociones e intensidades…

¿Encontrás diferencias entre el público argentino y el uruguayo o somos iguales?

Es más despreocupado y pafuera el público argentino, más expresivo corporalmente, en baile como en gritos. (Risas)

Nosotros somos escuchas más exigentes y padentro, por lo general no tan demostrativos para afuera (podemos estar re locos con lo q estamos escuchando, pero ta, quietos). Por suerte no siempre es así y por lo que estoy viendo últimamente ambas se están contagiando entre sí, depende mucho en qué contexto.

¿Y cómo es la escena musical de Montevideo?

Con un montón de música y formas por suerte, se vive una cordial convivencia más allá de las ideas diferentes que podamos tener cada uno en cómo hacer o como compartir música. Es un ambiente pacifico, nadie va buscar a otro a cagarse a piñas por la música que hace o le gusta, eso en otros tiempos (no tan alejado) pasaba más seguido, como entre los metaleros y los punks, más en los 80 o 90´s no en violencia física, pero si mental entre el rock y la cumbia (que no prendió mucho en Uruguay por suerte, fue solo boquilleo). Pero ahora veo una cordial convivencia, aunque sea en el distanciamiento, porque no todos somos Roberto Carlos queriendo tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar (Risas). La era de internet ayudo muchísimo a tirar prejuicios abajo, como también fortalecer nuevas ranciedades, pero ta, todo se puede.

Para el show de este sábado 7 de septiembre en La Tangente, se consiguen las entradas acá: https://bue.tickethoy.com/entradas-musica/alucinaciones-en-familia-las-edades-en-la-tangente