12/02/2020 7 min to read

Un capricho editorial

Category : arte, autonomía, editoriales, Entrevista, historieta, literatura, nacional

Charla con Iván Riskin, historietista y director, junto a su colega Leandro Waisberg, de Waicomics, una editorial de historietas y fanzines con una gran diversidad de autores entre los que se cuentan Nicolás Mealla, Martín Garabal y Muriel Bellini, entre muchos otros.

Por Nancy Giampaolo.

¿Cómo surge Waicomics?

Waicomics surge como un proyecto de autoedición de Leandro Waisberg, alias Waibe, a fines del 2015. El contexto es algo así: Waibe hizo una historieta a color de 48 páginas cerca del 2013/4 llamada Defecaciones Humanas, narrando una aventura del Hombre Culo -personaje de su invención-, pero no conseguía editorial que la publique, entonces decide autopublicarla. Cuando se entera de la victoria de Macri en el 2015 y antes de que se vaya todo a la mierda -un pibe sabio-, decidió invertir sus ahorros en la impresión de Defecaciones Humanas, convirtiéndose en el primer libro de Waicomics. El libro salió de imprenta a fines de diciembre, pero Waibe comenzó a comercializarlo a principios de 2016. A mediados del 2016, saca el segundo título, SuperMalo, una serie de tiras sobre un personaje que originalmente hizo en su infancia. En agosto de ese año se inaugura la exposición Los Accidentes, en el Centro Cultural Recoleta. La muestra curada por José Sainz reunía autores de historieta alternativa sub30, entre ellos, Waibe y yo. En el Recoleta, Waibe se acerca y me cuenta que quiere sacar un libro recopilando comics míos, “genial” le dije. Estuvimos trabajando el libro un par de meses, yo en ese momento estudiaba Edición Editorial, él estudiaba Diseño Gráfico, compartíamos una visión estética y acordamos ser socios. El libro se llamó Fragmentos y Distorsión. Al mismo tiempo, Lean trabajaba en un fanzine para Waicomics Las Desventuras de Mosquito Martinez, que inaugura la colección Waizines de la editorial.

¿Cuál es el concepto general de la editorial?

El concepto general de Waicomics es una editorial de historietas raras. Entendemos que tanto raro como historieta es subjetivo, pero como punto de partida sirve. No nos dejamos llevar por definiciones cerradas, si hay cosas con dibujos y texto y nos gusta, listo, no nos preguntamos mucho si es historieta o no. Nos gustan expresiones gráficas diversas. Nuestra publicación Diario de Waicomics #1 es una especie de declaración de principios, una antología de 24 autores que nos interesan. En la publicación hay dibujo, hay historieta, hay grabado, hay autores con los que luego sacamos publicaciones como Roberta Di Paolo, Nicolas Mealla o Jo Murúa, otros de los que ya habíamos publicado cosas como Muriel Bellini y autores que nos interesan Michele Siquot, Silvia Lenardón, Pablo Besse o Conxita Herrero. En 2018 publicamos La vida real, de Martín Garabal y en 2019 Me aburro rápido, de Alexis Moyano, dos autores con un perfil más público que el resto de los autores del catálogo. En esta línea editorial publicamos cuadernos de bocetos, guiones de sus producciones audiovisuales, etc. Como los b-sides de artistas. Es para otra entrevista del por qué me gustan los b-sides.

¡Prometo que la haremos! Ahora contame un  poco más sobre cuál es el criterio de selección para elegir a los artistas…

Es complicado. Supongo que hay varios filtros, algunos que se dan en simultáneo: que nos interese la obra, que dialogue con el resto del catálogo, o a veces que refleje cierta sensibilidad o la expresión de un grupo o colectivo. También está la parte más económica, si al autor le sirve lo que le podemos ofrecer. En general, nosotros buscamos al autor. Por ejemplo, el libro de Nicolás Mealla, Hipérbaton e Hipérbole lo trabajamos durante dos años por cuestiones presupuestarias y de tiempo de trabajo.

También los criterios y las prioridades van mutando, o estamos más atentos a lo que pasa a nivel social (por ejemplo, que nuestros autores demuestren cierto compromiso por temáticas de género). Este año posiblemente publiquemos tres libros de autoras, una de Brasil, otra de Argentina y la tercera de Chile. Personalmente, mi editorial favorita es PictureBox, una editorial yanqui dirigida por Dan Nadel que publicaba Brian Chippendale, Gary Panter, C. F., Paper Rad, etc. De Argentina amo la revista El Lapiz Japonés y todo lo que hacían alrededor. Supongo que me gusta esa cosa arty de la historieta, pero sin flashear mucho arty. Me da mucha paja el arte. (Risas)

¿Cuáles son los libros más representativos de la editorial?

En primer lugar, Cibercity: internet pseudo-sistem, una historieta de Juan Vegetal. Para publicarla, utilizamos una plataforma de financiamiento colectivo. Es una historieta de 96 páginas a color, donde se emulan algunas particularidades del mundo digital en formato historieta (hipervínculos, glitchs, reseteos) pero también jugando con características de las revistas infantiles (contar cuántas veces aparece x objeto, ir a otra página). Además, acompañamos la publicación del libro con stickers, postales, remeras de Dinopianito (uno de los personajes del comic) e incluso El manual de usuario de Cibercity, un fanzine en risografía a dos colores (rojo y negro en la primera edición, azul y rojo en la segunda). Otro de los libros más representativos es La vida real, de Martín Garabal. Nos dio un empujón al mundo real y salir del nicho de las historietas alternativas. Es una recopilación de cuadernos de dibujos e historietas que Martín fue realizando durante varios años. Fue un placer trabajar con Martín, aprendimos un montón. Mowgli en el espejo, del belga Olivier Schrauwen es otra de las publicaciones representativas de la editorial. Es (por ahora) el último Waizine que sacamos es una historieta que publicamos con dos colores especiales, la obra ya se había publicado en otros países, como Francia y España (publicado por Fulgencio Pimentel). Es una versión libre de Mowgli, el personaje de Rudyard Kipling de El libro de la selva.

Visualmente es impresionante, aunque me han señalado que les daba un poco de cosita la relación íntima de Mowgli con una orangután (para mí hay consentimiento ahí, pero entiendo que es un tema un poco sensible). En el último comic que saqué de mi autoría, Furniture Comics aka Paranoid Boy Long Story hay una situación sexual entre un pulpo (robot) y Paranoid Boy que también me la señalaron.

También armaron una feria itinerante…

A fines del año pasado, a Wendy Niev, mi novia, y a mí nos surgió la posibilidad de trabajar en un local de San Telmo en la Galería de la Defensa. De a poco fuimos colmando el local con nuestras publicaciones y producciones, e incluso con libros y objetos que fuimos adquiriendo a lo largo de los años. Fue ahí cuando nos surgió la idea de formar Espacio Paradojas, que también sea un espacio donde se exhiban obras de artistas amigues, muestras, charlas, etc. Inauguramos el primer evento del año con Nicolás Mealla, un autor que amamos y que nos encanta. Vamos a estar en San Telmo hasta abril y queremos que sea una plataforma para mostrar y potenciar las cosas que nos interesan. Luego de abril veremos dónde la seguimos. Tanto como Espacio Paradojas, como la editorial, mi laburo como dibujante o incluso en el proyecto musical que tengo (Megadeformer) hago las cosas que me gustaría encontrar, crear los espacios y las cosas que me gustaría consumir. En ninguno de esos proyectos la motivación fue económica. Qué sé yo, Alberto Breccia dejó de trabajar en un matadero para hacer historietas porque le dejaba más plata, y eso está perfecto, resultó ser increíble. Mi approach es otro. Me gusta dibujar y trato de ver unos pesos con eso. Cuando hago mis stickers, los primeros que se venden son las versiones falopas que hago de Bart Simpson y de Hora de Aventura y etc., está bueno que se vendan, pero no es lo que me da más felicidad. Con Wen tenemos miles de charlas de esta onda. Supongo que mis dibujos son más jodidos de codificar que un Simpson. Es curioso cómo orbitan a mi alrededor preguntas en inglés: waicomics = why = por qué, Wendy = Wen = cuándo. (Risas)

Por ahora Espacio Paradojas reside en San Telmo, pero funcionará como una cosa itinerante. En Instagram iremos anunciando novedades.