Único en su tipo

“La literatura frente al mercado y el Estado, radiografía de la corrección política”, el libro de entrevistas realizadas por Nancy Giampaolo a Alan Pauls, Ana María Shua, Martín Kohan y Ariana Harwicz es una propuesta que destaca por su originalidad en el campo de la no ficción.

Por Azul Giménez.

Producido por el sello cultural Encuentro Itinerante y prologado por Manuel Quaranta, editado por Casa Grande Editorial y Último Recurso, “La literatura frente al mercado y el Estado, radiografía de la corrección política” es un libro que no tiene pares dentro de las propuestas que recorren el mercado editorial argentino. Desde que el feminismo se transformó en el tema estrella de la mayor parte de los ensayos rubricados por autoras mujeres, la oferta de libros de no ficción exhibe cierta monotonía. Las bateas de las librerías están pobladas de títulos que celebran y analizan los desafíos del movimiento de mujeres consolidado a partir de Niunamenos y la institucionalización de la perspectiva de género.

En este contexto, la colección de entrevistas hechas por la periodista Nancy Giampaolo a los escritores argentinos Alan Pauls, Ana María Shua, Martín Kohan y Ariana Harwicz constituye una nota disonante. La corrección política (ligada a las luchas por la paridad de oportunidades y la representación de las necesidades de las minorías antes subrepresentadas) y su intervención en el mundo del arte no es una novedad, pero los intentos de problematizarla a partir del quehacer literario no han pasado de algunas intervenciones en medios o redes sociales.  Un libro que pusiera de relieve lo que de alguna manera son efectos colaterales de los discursos de diversidad e igualitarismo era para muchos lectores una especie de deuda pendiente en el ámbito intelectual local.  Los alcances del lenguaje inclusivo, la institucionalización forzosa de modos de comportamiento férreamente controlados en el ámbito universitario, las falacias detrás de algunos discursos presuntamente anti racistas, la cultura de la cancelación, la infantilización de los lectores y la pretensión de censurar retrospectivamente son algunas de las cuestiones que los cuatros escritores abordan con claridad y solidez. Lejos del tono académico que podría haber adoptado, el libro es apto para toda clase de públicos y, aunque no pretende llegar a conclusiones terminantes, ofrece numerosas ideas que no se encuentran en otro lado.

Aunque hay coincidencias entre los autores, cada entrevista toma un rumbo propio, alcanzando en algún caso picos de audacia como las apreciaciones de Pauls en cuanto a la relación entre docentes y alumnos y a las consecuencias cada vez más negativas de la traspolación de la lógica de las redes sociales a otros ámbitos. Radiografía…  es una propuesta capaz de abrir la puerta a nuevos trabajos definidos por el arrojo, el inconformismo y la capacidad de debatir sin clausurar ni cerrar puertas.

Te puede interesar...