22/11/2019 6 min to read

Lucas Jara: “Vamos camino hacia una nueva manera de ver el rock ‘despomelizado’”

Category : arte, buenos aires, Entrevista, música, nacional

Luego del lanzamiento oficial de Spoiler a través de plataformas digitales y de presentar en vivo su proyecto conjunto Experimento Filadelfia, Lucas Jara nos cuenta por qué elige hacer música que se puede bailar y tocar, a la vez, algunas fibras sensibles.

Por Romina Rocha.
Fotos: Recital – Lucas Quesada / Book – Chaco Media

Hace unos días apareció tu última producción solista en Spotify, que hoy por hoy es el lugar en donde se está desarrollando muy fuerte la industria de la música. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿A qué se debió que saliera por ahí y no, por ejemplo, en un disco físico?

¡Liberadora! Siempre que se termina de subir alguna producción a “la nube” siento alivio en la vida real, es un especial entusiasmo por hacer mi aporte a una escena del indie argentino que se encuentra en plena transformación. Los músicos queremos ser escuchados, vamos a buscar el espacio físico y/o virtual para expresarnos. Fue un honor poder subir el material a través del Sello Cassette Alternativo y formar parte de su catálogo fabuloso. Porque además de Spotify, es importante sonar en otras plataformas y también el contacto con el público, que por lo general se lleva una mirada más completa de la propuesta cuando escucha y ve la interpretación en vivo.

¿Por qué Spoiler? ¿Qué dice el título de lo que nos vamos a encontrar adentro?

Hoy en día utilizamos esa palabra cuando nos cuentan anticipadamente cómo va a terminar una historia. La tapa del álbum es un obelisco congelado con militares de última generación. El disco, entonces, cuenta con letras distópicas, pero que también hablan de temas vincualdos a la física cuántica, la espiritualidad, los viajes en el tiempo, las otras dimensiones de la realidad, los universos paralelos, los multiversos. Contempla teorías conspirativas y alternativas sobre cómo puede ser la realidad por fuera de la concepción que cotidianamente tenemos de ella. La música, por su parte, es esencialmente electrónica, retro-futurista, con elementos experimentales; sin embargo no dejan de ser canciones de indie rock. Esto por la influencia que tengo de géneros como el postpunk, el synthwave, el techno, el darkwave, el folk, las bandas sonoras de películas, la música disco y, por supuesto, el rock alternativo.

Los nombres de los temas son bastante sugerentes también. ¿Tenés alguno favorito? ¿Por qué?

Sí, Maniquí, porque es la letra menos complaciente a nivel poético y más exótica estéticamente. Suscribe más al darkwave que al synth y cita indirectamente al trap desde el indie. Ironía macabra sobre la auto explotación de la imagen, el marketing del yo y la objetualización de la humanidad. Bromea sobre los sentimientos hacia los objetos inanimados.

Tenés varios proyectos musicales, entre ellos Experimento Filadelfia que tiene una lógica compartida con tu producción en solitario en eso del nombre y lo que quieren decir. ¿Qué los inspira a la hora de componer?

Buscamos que la canción tocada con una guitarra criolla suene como un tema emotivo, que te den ganas de recordar pero, al mismo tiempo, buscamos que la orquestación de la canción sea una trama de ritmos, texturas acusmáticas, motivos polirrítmicos y que el resultado sea bailable, tenga groove y suene con fuerza.  

¿Qué pensás del ambiente de la música en la Argentina de hoy? ¿Cuál es tu punto de vista desde adentro?

Yo pienso en una transformación multidimensional. Uno de los ejes para ello es estético y el otro es el técnico, a nivel orquestal-formación (uso de máquinas), a nivel difusión en redes, plataformas y transmisión de video en vivo. Creo que la escena local tiene cosas que replantearse para buscar nuevas respuestas, necesitamos ser críticos y al mismo tiempo ofrecer un aporte. En este sentido me parece importante la creación de plataformas como BeatHey, dentro de la cual actualmente están disponibles la mayoría de mis álbumes y la cual funciona colaborativa y cooperativamente para productores y amantes de la música electrónica. Este tipo de propuestas abren el juego a nuevos horizontes de trabajo colectivo. Por otro lado, también existe una transformación estilísitica muy fuerte que tiene que ver con la fusión de los elementos de la electrónica y el rock. Esta nueva camada de rock nacional alternativo, indie rock, o rock electrónico, etc., también acompaña una trasformación de paradigamas más general de lo que significa ser músicos, tener bandas, tocar en vivo y tener contacto con el público. Vamos camino hacia una nueva manera de ver el rock “despomelizado” (risas).

¿Cómo te llevás con el público, las redes y la dinámica más personal que hay hoy con el artista?

Tengo un vínculo muy especial, me vienen a ver a los conciertos en CABA muchos compañeros de Moreno, provincia de Buenos Aires, de San Miguel, José C. Paz, Haedo, Ramos Mejía y varios puntos de Zona Oeste y me quedo hablando con ellos todo lo que permite la vorágine del evento, me encanta escuchar sus puntos de vista. También vienen a los conciertos muchos amigos de la UNA (Universidad Nacional de las Artes) donde me recibí y trabajo como docente. La comunicación en redes sociales es clave hoy en día, y por eso trabajo con Chaco Media, una productora audiovisual que diseña estrategias de comunicación participativas. Me siento muy feliz de trabajar con ellos porque son súper cracks en cada detalle y tienen una afinidad genuina con mi trabajo artístico, así como yo respecto a su manera de pensar la comunicación y la imagen de mi proyecto. Con ellos también organizo un curso intensivo de composición musical donde tengo la suerte de encontrarme con productores muy interesantes queriendo terminar de dar forma a sus ideas, entonces es un gran placer para mí encontrarlos en los conciertos.

¿Qué se viene? ¿Cómo proyectás lo que sigue?

Primero tenemos recital en diciembre en “CICLO DESORDEN” por el tercer aniversario del Sello BeatHey en Otra Historia Club Cultural. Luego, en el verano, estaremos presentando el disco en diferentes salas de conciertos del país y trabajando en nuevos tracks para el álbum de 2020. Queremos desarrollar más la dimensión visual, instalativa y performática para brindar una experiencia artística más completa. Cuando escuché por primera vez a Charly o a Spinetta me emocioné y extasié, uno compone buscando generar algo similar, con la fantasía siempre presente de además, poder tener la pincelada propia. El contacto con el público en vivo y la camaradería en la construcción de una nueva escena del rock nacional, o indie nacional, son motivaciones generales en las que pienso cada día en el estudio de producción.

Jara se presenta el domingo 8 de diciembre en Otra Historia Club Cultural, en Estomba 851, a las 17:30hs.